miércoles, 28 de diciembre de 2016

de pintura china

 
 
En un relato de Marguerite Yourcenar - " Cómo se salvó Wang Fô" -  el Emperador le lanza, decepcionado, al pintor estas palabras:
 
" Me has mentido, Wang Fô, viejo impostor: el mundo no es más que amasijo de manchas confusas, lanzadas al vacío por un pintor insensato, borradas sin cesar por nuestras lágrimas (...) "
 
 
-    MargueriteYourcenar        Cuentos orientales

El día de San Juan

Romance del infante Arnaldos Quién hubiera tal ventura sobre las aguas del mar como hubo el infante Arnaldos la mañana de San Jua...

Others