miércoles, 28 de diciembre de 2016

de pintura china

 
 
En un relato de Marguerite Yourcenar - " Cómo se salvó Wang Fô" -  el Emperador le lanza, decepcionado, al pintor estas palabras:
 
" Me has mentido, Wang Fô, viejo impostor: el mundo no es más que amasijo de manchas confusas, lanzadas al vacío por un pintor insensato, borradas sin cesar por nuestras lágrimas (...) "
 
 
-    MargueriteYourcenar        Cuentos orientales