lunes, 17 de junio de 2013

Sobre árboles chinos. III

                                                                                                                                    para Iraida Cano




El reino de Fu-Shang

" Fu-shang  está situado en la costa este del Mar Oriental ( Dong-Hai ). Su costa no es accidentada. Después de desembarcar e internándose diez mil li se encuentra otro mar verde tan extenso como el mar Oriental. El agua no es salada ni amarga, sino verde, dulce y sabrosa. Fu-shang se encuentra situada en este mar verde y tiene una superficie de diez mil li cuadrados. Allí se encuentra el gran templo de Dai-di. Éste es el territorio gobernado por Tai  zhen dong wang fu . Abundan allí los árboles, cuyas hojas son semejantes a las de las moreras. Existe también una  especie de bayas, cuyos troncos se elevan varios miles de zhang y su circunferencia es de más de dos mil wei. Dos troncos nacen de la misma raíz y se recuestan el uno sobre el otro; por eso el lugar es llamado Fu- shang ( moreras que se sostienen mutuamente ). Los  sacerdotes, cuyo cuerpo es de color dorado y pueden volar y pararse en el aire, comen las bayas. Aunque los árboles son enormes, las hojas y las bayas son semejantes a las moras de China, sólo que son pocas y su color es bermellón. Los árboles dan fruto sólo cada nueve mil años. Su gusto es delicioso. El suelo produce cobre y jade negro, cuya forma es semejante a la terracota y piedra de China. Existen infinidad de formas cambiantes en los inmortales , porque éstos no tienen una forma  definida. Algunos inmortales pueden dividirse a sí mismos en cien cuerpos y elevarse diez zhang ..."



          -  Del   Shi-Zhou-Ji    o  " Relato  de las diez islas" .     S. II a.C.   ( atribuido a   Dong-fang  Shuo)


Recogido entre los papeles inéditos " Historia del reino de Fu-Shang" de Takeshi Maeda. Editado por Aurelio Espinosa,  Ediciones del Barco, Ávila, 1977.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Autores de la Biblioteca de estudios Orientales

Anales de Autores Raros en la Biblioteca Histórica.   Instituto de Estudios Orientales de Coimbra. Un apócrifo “ Car...

Others