martes, 1 de marzo de 2011

Hotel Bellevue et de Russie.



1906. Exiliado en Venecia, Fréderic Rolfe, alias Barón Corvo y excéntrico británico de cabellos y trajes rojos, intenta sobrevivir y escribir.  La abundancia del correo que envía y recibe impresiona tanto al dueño del Hotel Bellevue et de Russie que ni se le pasa por la cabeza que el extraño huésped sea incapaz de pagar las facturas de su agradable y soleada habitación.  Corvo, para no dejarse deprimir por su visión, las ha quemado todas.  Cuando el hotelero se impacienta, el barón engaña durante un tiempo a un bienhechor deslumbrado que lo descarga de esa preocupación a cambio de vagas promesas y de la seguridad de un genio que no tardará en ser reconocido...  Aguanta así unos meses, pero el infortunio lo obliga en último extremo a dejar el Bellevue e irse a su góndola, donde duerme y no para de escribir y de gemir hasta que el propietario del Bellevue, apiadado, acaba por encontrarle una buhardilla.


    - Natalie de Saint Phalle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario