miércoles, 16 de febrero de 2011

Posada. Al este de Shuzou.


"Después del mes de agosto de 1922, Alexandra David-Neel atraviesa el desierto de Gobi. En febrero de 1923, al este de Shuzou y con veinticinco grados bajo cero asiste en una posada a un extraño suceso: una caravana de mongoles llega inmediatamente después que ella, camino de Lhasa, para rogar al dalai lama que les indique el medio de descubrir la reencarnación del Tulku, jefe de su monasterio muerto hace más de veinte años. Poco antes, un joven se había detenido frente a la posada y esperaba. Hace tiempo, a los catorce años, había escapado de casa obsesionado con la idea de que "no estaba donde hubiera debido estar" y desde entonces marchaba en busca de los paisajes que le obsesionaban y que no se asemejaban a los de su tierra. Al acercarse al viejo lama que dirigía la expedición, el jóven reconoció en él a un adolescente que había sido discípulo suyo (...) Sometido a las pruebas rituales quedó claro que se trataba del Tulku buscado...

- Natalie de Saint Phalle      Hoteles literarios 

   (fotografía Archivo Alexandra David Neel )

No hay comentarios:

Publicar un comentario